Fomento de la Investigación en la Universidad

Dr. Manuel Maceira Fafián.
Universidad Complutense de Madrid.
Artículo publicado en el libro “Investigación e Innovación”. (Manuel Maceira Fafián y Radhamés Mejía. 2008, 183-192)

1. Introducción. Histórico

Las propuestas que se formulan a continuación, se  sustentan en tres supuestos fundamentales.

El primero es la convicción de que la metodología para continuidad de la metodología  para formar investigadores no puede entenderse como una simple continuidad de la enseñanza universitaria regular. Y esto porque la investigación se orienta a hacer  progresar la propia ciencia indagar, ensayar, prever y adelantar prospectivas desconocidas, en consecuencia no implicadas en los contenidos conocidos y probados, objeto del aprendizaje en las distintas facultades.  Son exigibles, por tanto, mecanismos y métodos específicos para la formación investigadora.  No cabe duda que esta formación vendrá facilitada por los conocimientos  adquiridos en el período de aprendizaje universitario.  Ahora bien, la formación investigadora no se alcanza con la acumulación de créditos docentes o la extensión de los currículos ordinarios.

El segundo es la certeza de que la investigación exige un contexto investigador.  Incluso la encaminada a la elaboración de tesis doctorales, que exigen autoría e implicación individual y personalizada, no alcanzará grandes resultados si el doctorando no se encuentra en un ambiente investigador, que solicita dos exigencias: una, que las Universidades se doten de unidades específicas para su fomento; otra, que el doctorando, además de la dirección personal del director o tutor, se vea adscrito a unidades, departamentos o equipos,  en los que pueda relacionarse con otros investigadores, sean o no de su especialidad. Aun siendo la tesis doctoral la primera  investigación realmente universitaria, no sería ningún despropósito que las tesis se programasen por campos temáticos afines, cuando no comunes, contando con grupos de investigadores.

El tercero es que la investigación encuentra en la Universidad, o en institutos especializados, el lugar natural e institucional para su desarrollo.  En consecuencia, separar investigación de universidad o de institutos de investigación, en términos puramente epistemológicos, es una pretensión perniciosa tanto para investigaciones sectoriales como para el futuro del conocimiento científico.  Y eso por varias razones.  En primer lugar porque el investigador debe ser formado en técnicas y prácticas cuya adquisición encuentra en la universidad su medio natural.  En segundo lugar, porque remite a las formas caducas del positivismo puramente artesanal, dominado por metodologías empíricas que cercenan la visión de conjunto y la prospectiva general de la ciencia, excluyendo aquellos campos que no sean considerados de interés por los promotores de esta o aquella investigación.  Que la investigación deba orientarse hacia intereses sociales, eso no supone su inmersión en instituciones o empresas de naturaleza no estrictamente científica.

Y, a su vez, que la investigación deba parcelarse, focalizarse por objetivos y sectores, todo eso puede hacerse con más provecho desde la universidad.

Con estos supuestos de fondo, esquemáticamente se sugieren a continuación algunas prácticas, esencialmente intrauniversitarias, si bien, como aquí mismo decimos, deberán establecerse los vínculos, contactos y conexiones extrauniversitarias exigibles  para que cualquier investigación  tenga  éxito en la actualidad.

2. ÁREAS PRIORITARIAS EN LAS UNIVERSIDADES.

  • La universidad debe diseñar su proyecto institucional según previsiones de la Política Educativa del Estado.
  • Fijar los objetivos de su proyecto científico en el contexto universitario del Estado.
  • Cada universidad: Seleccionar y establecer sus áreas preferenciales y su proyecto diferenciado: Académico, Docente e Investigador.
  • Fijar líneas de investigaciones prioritarias, acordes con sus áreas docentes.
  • Seleccionar proyectos concretos y realizables a corto o medio plazo: Fijar metas y evaluarles objetivamente.
  • Periódicamente: Revisar las previsiones realizables.

3. ÓRGANO DE GESTIÓN DE LA INVESTIGACIÓN EN LA UNIVERSIDAD.

Agencia, vicerrectoría, Instituto(s), de  Investigación, para su fomento y coordinación, con  los cometidos siguientes:

  • Planificar, prever, impulsar, seleccionar, coordinar y evaluar los proyectos.
  • Obtener documentación e información: De conocimiento y experiencias en campos análogos a los de sus proyectos.
  • Recabar recursos nacionales y extranjeros: ONU, UE, OEA, BM, Universia.
  • Fomentar la relación institucional con empresas, centros productivos, entre ellos  los de la edición y el consumo, según sus áreas de interés dominante.
  • Proveer actividades  conjuntas con los Colegios  Profesionales, según las áreas prioritarias de cada universidad.
  • Proponer concursos de Proyectos Intrauniversitarios: Asignación de recursos a pocos pero seleccionados por su interés objetivo.
  • Elevar a la Administración las solicitudes de dotación de medios a las Universidades con proyectos de investigación.
  • Evaluar la relación entre fines previstos y medios disponibles.
  • Dificultad: Acertar en los diagnósticos.

4. UNIDADES DE INVESGTIGACIÓN Y FORMACIÓN DE INVESTIGADORES.

  • Formación de grupos, unidades, equipos de investigación.
  • Especialización: Necesaria, pero en el seno de equipos complementarios.
  • Seminarios, laboratorios y prácticas. En grupos reducidos para formar las capacidades analítico/sintético, cualitativas y cuantitativas, y su expresión objetiva en escritos o fórmulas, según la naturaleza de la investigación. El investigador debe ser “informado, formado y entrenado”, según especialidades.
  • Fomentar  metodologías basadas en el estudio directo por libros: lectura comprensiva, tanto en áreas de ciencias como en las humanidades y sociales.
  • Promover la escritura: El investigador debe saber poner por escrito, tanto en áreas científicas, como humanísticas o sociales, los resultados que se van alcanzando.
  • Gran parte de la información investigadora tiene que ver con la capacidad analítica adquirida mediante la lectura y la escritura.
  • Es más fácil formar técnicos que investigadores.
  • Facilitar el conocimiento y la experiencia externa a la universidad: Medio, ambiente o contexto en que se podrán escribir y hacer efectivos proyectos e investigaciones.
  • Formación investigadora especializada: Programada e impartida inicialmente en el contexto universitario del país.
  • Seleccionar los centros extranjeros con criterio de planificación previa y conocimiento de su experiencia, ambiente, personal, medios, etc.
  • La formación técnica e investigadora  en universidades de tradiciones muy diversas, corre el peligro de impedir la cohesión y dificultar la colaboración de los investigadores cuando regresan al país.
  • La complementariedad de investigadores y equipos debe ser prevista con anterioridad a la programación e inversiones en su formación.
  • Promover la revisión periódica de los métodos y currículos docentes.
  • Proyectos coherentes con la formación de los miembros del equipo.

5. COORDINACIÓN CON LOS ÓRGANOS Y PERSONAL DE LA UNIVERSIDAD.

  • Los miembros de la agencia, vicerrectoría, instituto(s) deben ser liberados de tareas que impiden sus funciones. Así como la universidad invierte en profesores, debe pensar en invertir en investigadores.
  • Atender a que no se generen situaciones de desconfianza, egoísmos corporativos.  Una exigencia necesaria: la continuidad de los miembros de los equipos.
  • Fomentar actividades para combatir la esclerosis institucional: formalismo y procedimientos, falta de movilidad de personas, rigorismo en las gestiones.

La Universidad, en general, tiene tendencias conservadoras.

  • Diagnosticar situaciones de fatiga, monotonía, inadaptaciones, tanto personales como institucionales.
  • Apertura informativa: La función esencial de las revistas y publicaciones periódicas especializadas.
  • La apertura informática: Habituar a la investigación mediante la red.
  • Fomento de ambientes que cultiven la imaginación: Presencia regular de científicos, investigadores, empresarios, artistas, artesanos, etc.
  • Invitar con carácter permanente o temporal a los doctores  y personalidades científicas del país radicadas en el extranjero.

6. COLABORACIÓN EN LA FORMACIÓN UNIVERSITARIA PERMANENTE.

Además de la atención a su formación especializada, (Apartado 3), la  Agencia, Vicerrectoría, o Instituto(s)  ha de promover actividades de cohesión y estímulos de sus propios miembros, tales como los siguientes:

  • Organizar, con sus propios investigadores ciclos de formación permanente del profesorado de la propia universidad.
  • Condiciones para su éxito: a) continuidad en el tiempo, b) sistematicidad de los contenidos.
  • Cada ciclo de perfeccionamiento debiera implicar alguna promoción o reconocimiento profesional, laboral, económico.
  • Formación de “instructores”, seleccionados en medios industriales, productivos.  Planificación de la formación  en progresión geométrica, para hacerla llegar en el menor plazo a la industria, a los sectores productivos, artesanales, etc.
  • Promover en la Universidad la extensión científica hacia ámbitos profesionales en varios niveles: a) Industriales, abogados, gerentes, etc; b) Personas dedicadas a la cultura, administración y actividades sociales; c) Artesanos y personal no especializado: comerciantes, vendedores.

No se trata de enseñanza profesional, sino de divulgación operativa de las ciencias, lo que estimula al científico y a quién recibe su influencia.

7. PROGRAMA DE DOCTORADO.

  • Desarrollar Programas de Doctorado y de Post Grado, según especialización en las Universidades.
  • Colaboración de varias Universidades: Nacionales y Extranjeras, para Programas conjuntos.
  • Coordinación universitaria: Colaboración de universidades para diversificar. Programas: científico/experimentales, sanitarios, sociales, humanísticas, etc.
  • Contar con las dificultades para formar personalidades imaginativas y creativas.
  • No  es previsible elevación  de la calidad universitaria sin Programas doctorales.
  • No son previsibles progresos en la innovación y la competitividad de las Universidades y de los países sin la formación de doctores y especialistas.
  • No es de esperar ninguna mejora económica y social a partir de una imagen fatal o pesimista del porvenir.

8. ARTICULACIÓN DE LOS PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN.

  • Formulación y fijación clara de los objetivos que se propone.
  • Cronograma realista a corto o largo plazo.
  • Articulación coherente entre medios disponibles y objetivos propuestos.
  • Precisión realista en la dotación asignada al personal, medios, etc.
  • Previsión de resultados científicos, sociales, económicos, técnicos.
  • Atención a las variables que afectan a la producción de un país: a) nivel de conocimientos, b) entrenamiento de personal, c) abundancia de mano de obra, d) situación técnica (TIC), e) disponibilidad de materias primas.

9. MENTALIDAD INVESTIGADORA.

Dos orientaciones:

a) Analítica y realista: Por experiencias e iniciativas aplicables inmediatamente, en la convicción de que muchos ensayos y aplicaciones hacen progresar la investigación fundamental. Raciocinio lógico/realista, inducción de leyes y principios (Galileo, Pasteur).

b) Prospectiva imaginativa: Por visualización, modelos, metáforas, ficciones, imágenes…, que introducen un uso previsor de la razón. Raciocinio por procesos de deducción, concreción, individualización, etc.  (Arquímedes, Leonardo, Einstein).

Acaso toda ciencia tenga que empezar con metáforas y acabar con álgebra; y es posible que sin metáfora no hubiese existido álgebra alguna” (M. Black, Modelos y metáforas, Tecnos, 1966, 237).

“Las ideas son escasas… Yo tuve una o quizás dos” (Einstein).

La poesía alcanzará o no la verdad, pero aproxima a lo importante.

  • Imaginación y rigor no se excluyen: La imaginación debe alimentar el rigor. La lectura  como laboratorio y mediación formativa en todas las edades.
  • El arte  y la habilidad del pensar, análoga a la del pianista: Volver sobre sí  mismo para poder interpretar.
  • Actitud psicológica  de introspección.
  • Fomento y práctica del talante investigador: Aprender lo nuevo, ir de lo desconocido a lo conocido.
  • Destrezas prácticas: Metodologías analíticas, categoriales, perspectivas.
  • La capacidad reflexiva: La reconsideración de la experiencia inmediata.
  • Investigar no es reproducir, sino producir; no rehacer sino crear.

10. LA EXPRESIÓN ESCRITA, ÍNDICE OBJETIVO DE CALIDAD.

  • Los proyectos adquieren consistencia cuando se objetivan por escrito. Articulación escrita: fórmulas, ecuaciones, tablas, estadísticas…, etc.
  • Escribir supone fomentar la capacidad de inferir, deducir, concluir a partir de lo conocido y ya investigado.
  • Fomento de varios tipos de escritos: De los más técnicos a los de difusión y divulgación.
  • El problema de la transferencia de la investigación científica al lenguaje usual.  El abismo entre los lenguajes.
  • Si alguien ha alcanzado el rango de escritor, científico, especialista…, es porque empezó a escribir e investigar.

1. La producción escrita: índice de calidad: Individual e institucional.

Individualmente: el investigador evaluable por su producción, con criterios cualitativos pero también cuantitativos. ¿Qué escribió?

Institucionalmente: La producción de la Universidad, entendida como comunidad científica, es el índice y criterio de la evaluación institucional. ¿Qué publica o se publica en esta Universidad?

AXIOMA: No es previsible el avance científico, económico, cultural y social de un país sin escritores: Literatura científica, de creación poética, ensayo y divulgación.

Comentarios:

  1. tjimenez@adm.unapec.edu.do dice:

    Un artículo sin desperdicio. Sobre cada uno de los elementos, podríamos hacer una mirada reflexiva y de carácter propositivo. Para la DIIE el punto 4. representa un gran reto, y para asumirlo requerirá del involucramiento y apropiación de toda el área académica.
    !Identifiquemos juntos el punto de partida!

  2. szorob dice:

    La Universidad APEC debe unificar el contenido, tanto en grado como en postgrado, de la asignatura Metodologia de la Investigación Científica.
    Es la base para sistematizar los esfuerzos realizados en la investigación.
    Además, se debe crear las condiciones que motive al personal docente a involucrarse en procesos investigativos. Puede ser publicando articulos en revistas indexadas individuales o otros docentes a partir de líneas de investigación integradas al proceso docente educativo.

  3. szorob dice:

    Las publicaciones pueden ser individuales o con otros docentes e inclusive con estudiantes que hayan realizado trabajos interesantes.
    Crear la logística con incentivos para desarrollar la investigación en la Universidad APEC.
    Muchos esfuerzos de esta Universidad se quedan en el anonimato y se requieren de visibilidad y debate en el mundo científico.
    Estoy dispuesta a formar parte de este proceso en el accionar del artículo publicado en el libro “Investigación e Innovación”. (Manuel Maceira Fafián y Radhamés Mejía. 2008, 183-192)

  4. julia suncar dice:

    La base de la investigación es la metodología,claro de la investigación, propiamente dicha. La Universidad debe dirigirse a crear una logística que contenga incentivos que pueden ser dirigidos en la base de publicar los temas investigados, en un debate cientifico o monetarios y permitir que el investigador pueda disponer de algunos tiempos para poder dedicar al proceso investigativo. Otra opción es tratar de mantener un solo contenido para el desarrollo de la asignatura metodología de la investigación ya sea en grado a a nivel de la escuela de graduados.Estoy dispuesta a ayudar en el desarrollo de este tema.

  5. wcaracas dice:

    Se debe crear una filosofia institucional entorno a la cual graviten las materias de investigación cientifica que se ofrecen en UNAPEC, la cual deben ser reconocidas por todas las demas escuelas, para evitar traumas emocionales en el estudiante sobre lo que está aprendiendo. Se debe crear un clima de investigación en el campus y en cada escuela y materia. Mientras no se creen los centros de investigación adscritos a la universidad todo será una químera. Hay organismos internacionales en el país que financian investigaciones, ahora hay que movilizarse a donde ellos y presentarles los proyecto, estos no caen solos.

  6. wcaracas dice:

    Ah! no se puede olvidar de que la investigación cientifica va de la mano con las publicaciones de articulos o libros por parte de profesores investigadores y de estudiantes de todas las disciplinas.

  7. Soraya Julián M. dice:

    Hola:
    Desde mi espacio donde trabajo como Psicologa-Orientadora, Bienestar Universitario he venido realizando pequenas e interesantes investigaciones, las cuales entre otras cosas me ha permitido crear y desarrollar un programa para los estudiantes de Nuevo Ingreso llamado Programa Tutelar Estudiante Nuevo Ingreso, PROTENI.

    Finalicé la Maestria en Metodologia de la Investigacion y Actualmente estoy realizando mi proyecto de tesis titulada: Desarrollo de Competencias Investigativas con apoyo en TIC en el nivel superior, por lo que espero contar con el apoyo de la DIIE, Monografico, Decanatos y departamentos.

  8. tjimenez@adm.unapec.edu.do dice:

    Hola profesora Soraya.
    La felicito por enfocar los resultados de sus investigaciones en desarrollar programas de apoyo al estudiantado. El tema de su tesis es sumamente interesante y es de especial interés para la VIIRI y para la DIIE. Estamos a su disposición y esperamos conocer a profundidad la investigación a la cual hace referencia.
    Tania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *